Consejo Regulador


HISTORIA

Las Ordenanzas Municipales de Ribadavia de 1579 ya determinaban los lugares y parroquias que podían producir y vender vino del Ribeiro, qué operaciones de manipulación estaban permitidas y qué sanciones tendrían quienes incumplieran dicha Ordenanza. Estas Ordenanzas son un precedente de los Reglamentos de los actuales Consejos Reguladores. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual reconoce estas ordenanzas como los primeros indicios de protección de una indicación geográfica en el derecho español. En 1932, la Denominación de Origen Ribeiro queda protegida con la publicación del Estatuto del Vino que fue elevado a ley el 26 de mayo de 1933. Posteriormente se constituiría el Consejo Regulador mediante la orden del 6 de diciembre de 1956, siendo aprobado su primer Reglamento en 1957. Más tarde se publicó un segundo reglamento el 2 de febrero de 1976, que fue modificado mediante la Orden del 19 de Abril de 2004, publicada en el Diario Oficial de Galicia el 28 de Abril de 2004, para incluir como producto amparado el Vino Tostado do Ribeiro en base a su histórica elaboración y por tratarse de un vino naturalmente dulce que constituye una de las máximas expresiones de los grandes vinos del Ribeiro, primero y único en España de sus características.

El 31 de julio del 2009 el reglamento fue modificado para adaptarlo a la nueva OCM del sector vitivinícola (Reglamento (CE) 473/2008) pasando así el C.R.D.O. Ribeiro a ser una corporación de derecho público dotada de personalidad jurídica propia. El 5 de enero del 2017 se publicó en el Diario Oficial de Galicia la ORDEN de 23 de diciembre de 2016 aprobando el Pliego de Condiciones de la Denominación de Origen Ribeiro, un pasó más para la actualización y modernización del sector en la comarca, y en donde se introducen importantes novedades tanto en producción como en elaboración de vinos.

GARANTÍA DE ORIGEN Y CALIDAD


ORIGEN

En su inicio, se certificaban las partidas destinadas a venta como vino a granel de Ribeiro. Partiendo de las declaraciones de cosecha que presentaban los viticultores y elaboradores en el Consejo Regulador, se certificaba cada partida expedida para la venta, mientras los veedores del consejo en visita de inspección, controlaban las partidas a la venta en los establecimientos.

Sobre el año 1957 se realizaron embotellados que se comercializaban principalmente en Galicia. En ese año, una bodega pionera de la D.O. Ribeiro embotellaba vinos gasificados siguiendo el procedimiento de los elaboradores del Penedès. Actualmente, los vinos espumosos están amparados legalmente por la Denominación de Origen.

En 1964 se celebró por primera vez la Feria del Vino del Ribeiro en Ribadavia (Ourense), promocionando la feria con una caravana que recorría toda Galicia. A las botellas se le colocaba una especie de precinta que cubría el tapón y que era expedida por el Consejo Regulador especialmente para la ocasión. Sobre el año 1967 comenzaron los primeros controles de las etiquetas de los vinos mediante un troquel realizado en la misma etiqueta de las botellas.

A partir del año 1977 se fue imponiendo, con dificultad y esfuerzo, la precinta certificadora para el reconocimiento público de la marca D.O. Ribeiro.

El diseño de la primera precinta se hizo diferenciándose de las que en aquella época existían en España. Así, se optó por mostrar el mapa de cada zona de la región basándose en los escudos y anagramas que representan el Ribeiro y Galicia: escudo de la Xunta de Galicia, escudo de Ourense, escudo de Ribadavia y los 13 roeles del Castillo de Ribadavia. En el año 1992 se rediseña su nueva imagen con otras medidas pero con los mismos anagramas.


PRECINTA

En enero del 2017, y después de 40 años, el C.R.D.O. Ribeiro presenta su nuevo diseño adaptándolo a una nueva época y con una nueva imagen.

El objetivo es mostrar la personalidad de los vinos de la D.O. Ribeiro aunando la esencia de una denominación de origen centenaria con una marca armónica y genuina que apuesta por el futuro. Uno de los cambios más destacables es la unificación en una sola precinta de todos los tipos de vino que se elaboran bajo el amparo de la Denominación de Origen: blancos, tintos, Tostado Ribeiro y Espumosos. Con una numeración específica en cada precinta, el control de calidad, garantía de origen y trazabilidad de las partidas están aseguradas.

Al final de la década de 1980, la Real Casa de la Moneda, Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre, comenzó a imprimir las precintas para el Consejo Regulador D.O. Ribeiro, un producto de garantía que incluye diversas medidas de seguridad.

precinta ribeiro

FUNCIONES

Sus principales objetivos son amparar y proteger los productos de su zona vitícola así como fomentar y controlar la calidad de los mismos, la defensa de la denominación, la aplicación de su reglamento, Pliego de Condiciones y Sistema de Calidad, así como la vigilancia de su cumplimiento. También es una de sus finalidades la promoción de la marca Ribeiro y el fomento de la comercialización.

El Consejo Regulador controla todas las fases de producción de los vinos acogidos a la Denominación de Origen garantizando al consumidor las condiciones organolépticas y físico-químicas del producto mediante la correspondiente precinta de denominación de origen.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Ribeiro tiene identificado en su estructura un órgano de control y de certificación de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 15.1 apartado b) de la Ley 2/2005, de 18 de febrero, de promoción y defensa de la calidad alimentaria gallega; y en el artículo 65 del Decreto 4/2007, de 18 de enero, por el que se regulan las denominaciones geográficas de calidad del sector alimentario y sus consejos reguladores.


OBJETIVOS

- La mejora continua de la calidad total del producto, fomentando la diferenciación y la conservación de nuestras características propias sin perder la necesaria evolución técnica.

- Control de calidad riguroso desde la producción a la comercialización.

- Garantía de origen representada en la contraetiqueta expedida por el Consejo Regulador.

- La ampliación de los actuales mercados de venta y la generación de nuevos mercados nacionales e internacionales.

- Potenciación de las peculiares y representativas variedades autóctonas del Ribeiro, con investigación, reconversión y reestructuración del viñedo.

- La adaptación a las nuevas estructuras legislativas vitivinícolas.

- Cuidado y la defensa de los vinos acogidos a la denominación.


ÓRGANO DE GESTIÓN

Pleno del Consejo Regulador compuesto por:

- Presidente

- Vicepresidente

- Vocales: tres en representación del sector vitícola, tres en representación del sector vinícola, tres en representación del sector cooperativo y uno en representación del sector de colleiteiros.

- Dos vocales delegados en representación de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia.

El pleno se organiza en dos comisiones: Comisión de Promoción y Comisión Permanente para tratar temas específicos. Además, cuenta con:

- Secretaria-Gerente

- Departamento Técnico

- Departamento de Promoción y Marketing

- Departamento de Administración

ÓRGANO DE CONTROL

Realiza los controles sistemáticos del sistema de autocontrol de los operadores que elaboran o comercializan vino bajo el amparo de la denominación de origen protegida, así como su trazabilidad. Está compuesto por inspectores, técnicos, veedores y el panel de cata organoléptico.

COMITÉ DE CERTIFICACIÓN

Órgano creado en el Consejo Regulador con el objetivo de tomar las decisiones relativas a la certificación de producto de las bodegas.

COMITÉ DE GARANTÍA DE CALIDAD

Órgano que funciona como mecanismo independiente al Consejo Regulador y que participa en el funcionamiento del proceso de certificación.

organigrama-ribeiro